domingo, 5 de agosto de 2012

CON RETRASO.

Aun recuerdo cuando era un esqueje y hoy ya es mas gruesa que un brazo.

Aunque llevo un poco de retraso, hoy le ha tocado defoliado y algún retoque con alambre.

1 comentario:

Manuel dijo...


Es una preciosidad. Siempre me gustaron las higueras, mucho, y aunque puedan parecer algo groseras y poco dignas de los concursos, poseen un carácter, "especial" como bonsái.

Me invade la envidia...